Museo de Baviera en Regensburg

Edificación

El Danubio es el protagonista de nuestra idea y el edificio es su elogio. Su diseño articula el diálogo entre la ciudad (espacio) y el río (tiempo). Su imagen podría asimilarse a la de un barco flotando sobre una gran plaza, contenedor de historia en permanente movimiento e evolución. En éste sentido el museo se erige en metáfora del río como acontecimiento en el que, recordando a Heráclito, todo cambia y nada permanece.

Todas las fachadas del edificio principal van revestidas con una malla de madera entrelazada, conformando rombos en alusión a la bandera bavariana. Estos rombos se repiten sistemáticamente, como una piel que protege y acoge. Algunas veces esta piel se deja perforar, algunos de estos rombos se convierten en pequeñas ventanas profundas dispersas por las fachadas, que inundan los espacios de circulación con pequeños rayos de luz. Esta piel recuerda las escamas de un pez y una vez más el edificio evoca el río y su relación con la naturaleza, su pueblo y su historia.

situación: Regensburg, Germany

proyecto: competition, 2013

arquitectos Sara Tavares Costa, Pablo Díaz-Fierros, Stefan Häring y Christof Brinkmann

colaboradores Antonio Laguna y Shashank Shrivasta

maqueta Sara Tavares Costa y José F. Oyarzábal

fotografías Pablo Díaz-Fierros